La seguridad de las aplicaciones de la tienda oficial de Google

Del mismo modo que cuando contratamos los servicios de los cerrajeros de Madrid debemos de poner especial atención en la seguridad del servicio que nos ofrece el profesional o la empresa que va a llevarnos los servicios a cabo, debemos poner el mismo empeño en la seguridad cuando se trata de descargarnos aplicaciones para nuestros dispositivos móviles.

Cada cerrajero es un mundo así no existen dos cerrajeros en Oviedo iguales, por ejemplo y, en consecuencia, cada aplicación y cada sistema operativo tiene sus particularidades, pero si nos fijamos en el caso específico de las aplicaciones para los smartphones que llevan el sistema operativo Android, es decir, los dispositivos que llevan el sistema operativo de Google la premisa es básica (y nada diferente a la que podría señalarse) para aplicaciones de otros dispositivos. Las aplicaciones que se descarguen deben de ser de confianza y deben de ser descargadas desde la tienda oficial de aplicaciones de Google.

Muchos dirán que lo importante es que la aplicación sea de confianza y que no importa si la misma ha sido instalada desde un repositorio ajeno a la tienda oficial de Google, que no importa si ha sido instalado desde otras tiendas no oficiales o desde otros sitios Webs o lugares de recursos de descargas, y -en parte- pueden tener un cierto grado de razón pues no por ser una aplicación que se encuentre fuera de la tienda oficial debe de ser indefectiblemente una aplicación insegura o maliciosa, pero por norma general hacerlo fuera del entorno oficial no resulta para nada recomendable.

Cierto es que las instalaciones desde lugares no oficiales no tienen que resultar maligna por sí misma, pero cierto resulta también que tan sólo las instalaciones realizadas desde la tienda oficial nos ofrecen un grado infinitamente superior de seguridad.

Por último, indicar que una aplicación por ser instalada desde una tienda oficial, en este caso desde la tienda Google Play de Android no será segura por sí misma y deberá vigilarse igualmente la aplicación y el desarrollador dela misma, pero el ser instalada desde la tienda oficial nos asegura que ha pasado unos controles superiores (pero no infalibles) a si la instalamos desde nuestros lugares o por nuestra cuenta y riesgo y, además, no abrimos puertas indeseadas a nuestro sistema operativo permitiendo la instalación de aplicaciones de terceros.